18/2/12

Filloas , recetas de cocina de Galicia


Filloas (Crêpes galegos)http://www.pepinho.com/2007/01/filloas-crpes-galegos.html

El origen de la filloa no está muy claro, pero parece que la palabra procede del griego “phyllon”. La duda surge de si la trajeron ellos o simplemente pusieron nombre a un producto que algunos dicen tiene origen Celta.
Lo que parece claro es que los romanos ayudaron a extender la receta por Europa, es decir: "antes fueron las filloas, después los crêpes".
En casi todos los países hay variantes de este producto con nombres diferentes ("crispelli", "pfannkucken", “crêpes”, etc..).
La receta básica es prácticamente la misma que los crepes pero con sutiles, o no tan sutiles, diferencias:

  • La tradición gallega (por motivos desconocidos por mi parte) la ha convertido en un plato típico del carnaval (antroido). Aunque yo la suelo realizar durante casi todo el año, en las pastelerías puede comprarse sólo en carnabal.
  • Existen otros nombres para denominarlas: freixós o marruchos.
  • Se existen variantes que les añaden: anís, agua del cocido, grelos o, una de las más autóctonas, sangre de cerdo de la matanza.
Al grano. Éstas de la foto son las dulces que se “suelen” tomar como postre pues llevan azúcar. Las saladas se suelen tomar con el cocido, típico de la época de carnaval.

Receta básica

Ojo. Incluso la receta básica tiene variantes, principalmente en referencia a los líquidos. Puede hacerse sólo con agua, con leche o con agua y leche. Para postre yo uso sólo leche y, por oxidación, suelen quedar más oscuras que las de agua.

  • ½ litro de leche (o mitad de agua y mitad de leche).
  • 200 gr. de harina.
  • 4 huevos.
  • Ralladura de limón (y/o naranja, para mi gusto).
  • 40-50 gr. de mantequilla derretida (no caliente para que no cuajen los huevos).
  • Sal.
  • (Opcional dulce: 20-30 gr. de azúcar en la masa).

En un recipiente mezclamos todos los ingredientes menos la mantequilla. La mezcla puede colarse o batirse, aunque no es necesario. Se le añade la mantequilla derretida (mejor en el microondas). Se mezcla bien.

Luego, en una sartén caliente, y ayudados por un tenedor, pinchamos un trozo de tocino y frotamos el fondo de la misma. Eso ayuda a que no se pegue, aunque por llevar mantequilla no sería necesario, y le damos un ligero sabor a la filloa.

Tradicionalmente se suelen apilar en un plato, añadiendo azúcar entre filloa y filloa mientras están calientes. Pueden rellenarse de mermelada, nata, crema pastelera, miel, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada